Aventuras en la Marca del Este, un retroclón español de la caja básica de D&D.

El Clan del Lobo Gris, aventureros proscritos, los últimos de su clan.

Estas son las crónicas de nuestras aventuras, con este magnífico sistema.

jueves, 20 de agosto de 2015

Trasfondo Iván Dragunov, Walküre



Buenas,

En la infiltración/rescate a la base en el Mar del Norte, N-36 falleció el primer PJ de la campaña de Walküre-Oberón, Alexander Berg, así que Juampa tuvo que hacerse otro PJ, y este es su trasfondo...

Iván Dragunov:
Iván Dragunov es un hijo de la Unión Soviética, aunque él prefiere llamarla madre Rusia. Huérfano desde que tenía tres años, su educación recayó en el Partido Comunista, en su rama juvenil, la Komsomol, formada por millones de miembros. 

No es de extrañar entonces que las consignas nacionalistas calaran con fuerza en el joven Iván. A los 19 entró en el ejército para cumplir con el servicio militar obligatorio, tras estudiar mecánica en la Escuela de Ingeniería de Moscú. Pareció que había encontrado su meta en la vida, una forma de servir a su patria. A los 22 se presentó para formar parte del grupo Alpha de los Spetsnaz, las fuerzas especiales soviéticas. 

Tuvo su primera misión a los 24, en Afganistan. Desde entonces:

- 2056: La Antártida, con combates esporádicos contra las Tropas del Eje.
- 2057: Marte, para defender la explotación minera.
- 2058: Misión encubierta en Pakistan.
- 2059-2062: contraespionaje.
- 2063: Vuelta a Afganistan, participando en el ataque al bastión talibán de Tora-Bora. 
- 2064: Defensa del proyecto Bagration, primer submarino orbital soviético. 
- 2065: Ayuda al gobierno legitimo de Angola, invadido por los Nazis.
- 2067-2072: CENSORED
- 2073-2074: Entrenamiento de nuevos miembros del Spetsnaz. Ubicación secreta.

No figura en su expediente, pero fue tras una de estas misiones cuando fue sometido a la implantación de un ciberimplante de combate que alberga un sofisticado ejército de nanobots médicos capaces de regenerar sus heridas. Un don muy apreciado en el campo de batalla con el hospital más cercano a horas de distancia.

Como buen ruso es un bebedor habitual de vodka, la bebida más polivalente del mundo: apta para calentarse o desengrasar rodamientos. En el año 2074 sus superiores ya no le consideraban válido para el servicio activo, con 45 años a sus espaldas y compitiendo con jóvenes de 28, por lo que fue  “jubilado” con honores. 

Tras un periodo de inactividad en el 2075 decidió volver al servicio activo, pero esta vez en el sector privado. A través de antiguos contactos del Ejército Rojo ha entrado al servicio de un grupo empresarial Suizo.  Espera poder ahorrar el suficiente dinero para jubilarse y comprarse una casita junto al lago Baikal, donde poder pasar el resto de sus días pescando.  

Se adjunta documento oficial como resumen de su paso por los Spetsnaz:





Marcados saludos.-

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada