Aventuras en la Marca del Este, un retroclón español de la caja básica de D&D.

El Clan del Lobo Gris, aventureros proscritos, los últimos de su clan.

Estas son las crónicas de nuestras aventuras, con este magnífico sistema.

martes, 8 de septiembre de 2015

Crónica Walküre: Un Mundo Perfecto



Saludos,

Resumen rolatado de la última misión jugada a Walküre, es una adaptación hecha de una aventura para Cyberpunk por Carlos Lozano. El resumen es bueno pero bastante escueto, ya que la misión duro dos días jugando. Está narrado desde el punto de vista de Joseph Turner.

... ... ...



<<Para: Gjoubert@oberon-sh.com



Asunto: Informe Smith, Nadia (Oficina New York, sede Pan-Americana).



Nivel seguridad: Confidencial. Archivo encriptado.>>



A continuación procederé a presentar los hechos acaecidos entre los días 11 y 13 de enero de 2076.



El día 11 de enero fui llamado urgentemente a la oficina de la sede Pan-Americana de la compañía, por el responsable de la oficina Luther Steven.

Allí me reuní con mis compañeros, Von Isenhart y McGregor. En la reunión nos presentaron el nuevo miembro del grupo, Iván Dragunov.



El señor Steven nos informó del caso. 48 horas antes un transporte propiedad de Oberón fue asaltado con el resultado de 9 guardias muertos y uno gravemente herido. En dicho transporte viajaban dos misiles Xn-2 (con cabezas nucleares) con destino a Sur América.

La investigación inicial determinó que los asaltantes fueron dos profesionales con armas de energía.



Poco después desapareció la Nadia Smith, responsable del Departamento de Seguridad de la oficina y por tanto responsable última de la seguridad del transporte. Debíamos encontrar a la señorita Smith viva, para que respondiese algunas preguntas acerca del robo de los misiles.

Nos separamos, yo recurrí a mis contactos en la ciudad para tratar de obtener información sobre la última pareja de Smith, un tal Loren Feren.
El resto del equipo se dirigió a revisar el apartamento de Smith con la esperanza de obtener algún dato que se les hubiese pasado por alto a los agentes de Steven.



Logramos averiguar que Feren estaba relacionado con Los Albatros, una banda de moteros que se dedicaban a realizar asaltos en la Autopista 95.

Con estos indicios decidimos interrogar a Feren. Para ello nos presentamos en la sede de Los Albatros, en Harlem. A pesar de un recibimiento hostil logramos nuestro objetivo.
Feren no sabía nada del asalto al transporte de Oberon, pero sí confesó que Smith se ocultaba en un motel llamado The Lord, en el barrio de New Rochelle.



En este periodo, no sé cómo, el agente O’Conner nos llamó, estaba en Bostón de vacaciones de Navidad y se había enterado de que estábamos en Nueva York, “no se quería perder la fiesta” así que se acerco a Nueva York a ver a sus camaradas. Investigaré como se enteró de nuestra presencia en la Gran Manzana, pues en principio era una misión secreta.

Nos dirigimos hacia allí para invitar a Smith a que nos acompañase a la sede de la compañía y aclarar su participación en el asalto. Sin embargo durante el encuentro, fuimos atacados por dos profesionales muy bien armados. Después de un intenso tiroteo logramos repelerlos, pero no pudimos evitar que la señorita Smith fuese gravemente herida.



Contactamos con el señor Steven y la llevamos inmediatamente a la sede de la compañía, para tratar de estabilizarla.

De la documentación que guardaba Smith, pudimos recuperar información que la incriminaba directamente con el asalto al transporte, pero nada que nos indicase para quien trabajaba.
Entre los email que pudimos recuperar de su ordenador portátil, encontramos uno donde daba las gracias a Feren por ponerla en contacto con un tal Robin Walter, un conocido personaje en los bajos fondos de la ciudad.



En la habitación también encontramos una hoja sobre la que se había escrito una nota con los datos para una cita con Walter en un lugar llamado “Carnage”.

También pudimos identificar a uno de los atacantes, un mercenario que utilizaba el nombre de Peter Protón, un tipo peligroso, desquiciado y obsesionado con las mejoras cibernéticas.



Recurrimos a un contacto local que nos proporcionó información sobre el registro de llamadas realizadas por la señorita Smith, y pudimos comprobar que en los últimos 7 meses se había puesto en contacto numerosas veces con un móvil localizado en el área de Manhattan, en concreto Wall Street.





Una vez estabilizada la señorita Smith, pudimos localizar al señor Robin Walter en un local llamado “La Matanza”/”Carnage”. Dragonov y O'Conner se dirigieron allí y Walter les informó que había proporcionado documentación a la señorita Smith para abandonar la ciudad. También nos informó que dos mercenarios buscaban a Smith por cuenta de la Tanisor Global Corporation (TGC), una firma dedicada fundamentalmente a la microelectrónica. Los mercenarios eran Peter Protón y un tal Wolfraith.

Precisamente la sede de la TGC se encontraba en la zona a la que hizo las llamadas la señorita Smith.


Recurriendo de nuevo al contacto local logramos información confidencial sobre Alan Tanisor, fundador y presidente de TGC. Entre la información había un informe médico que dejaba claro que el señor Tanisor estaba trastornado por la muerte de su mujer e hijo, acaecidos el 13 de enero de 2072 en medio de un tumulto en Harlem, mientras la señora Tanisor asistía a un acto benéfico financiado por TGC. Al parecer el personal de seguridad que debía proteger a la señora Tanisor y sus hijos pertenecía a Oberón.

Además averiguamos que Tanisor diseñó el dispositivo de detonación de los misiles Xn-2, y que dichas armas no habían salido de la ciudad.

También supimos que Wolfraith era un bioroide alemán vendido a la TGC en el año 2068.

Informamos a Steven con la esperanza de que su gente pudiese localizar las cabezas nucleares en Harlem.



Nuestro equipo preparó inmediatamente un asalto a las oficinas de TGC. Obtuvimos información sobre el despliegue de seguridad de TGC y nos hicimos con una acreditación de seguridad para acceder al edificio, gracias a la “colaboración” del jefe de seguridad de las oficinas de TGC.





La incursión en las oficinas de TGC fue violenta, hicimos frente a los guardias de seguridad, a los dos mercenarios a sueldo de TGC y a Alan Tanisor. Una breve charla con él confirmó nuestros temores.

La muerte de su mujer e hijo en los tumultos de Harlem en 2072, le dejó desquiciado y con el único deseo de vengarse de los habitantes de la ciudad que habían pagado la generosidad de su mujer, arrebatándole la vida.

Logramos detener a Tanisor y con un poco de fortuna los agentes de Steven localizaron las cabezas explosivas.





Observaciones.



Durante el transcurso de la misión el equipo demostró determinación, audacia e hizo gala de unos recursos inauditos, sin embargo debo hacer las siguientes sugerencias:
-  Realizar una evaluación de la salud mental de McGregor. Sus habilidades son notables, pero en ocasiones se “dispersa” olvidando el objetivo de la misión.
-   Realizar una evaluación de la salud mental de Dragonov. Es un magnífico agente de campo, pero algo en su actitud me lleva a sospechar que ha tenido experiencias traumáticas en su pasado que en situaciones de estrés le pueden llevar actuar de forma errática.
-   Revisar los antecedentes de Chip Petaka. Es el contacto local que nos ha ayudado en New York. Es un hacker muy habilidoso y ha demostrado su eficiencia. Si no se encuentra nada sospechoso puede incluirse en la lista de contactos de la compañía.


<Fin informe>.



<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>> 

<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>> 

<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>> 



“Termino de redactar el informe y lo reviso para asegurarme que hay una descripción cierta de todos los hechos, pero también para asegurarme que no he incluido nada que no deba.

Han sido unos días muy duros, no he dormido nada y los dos últimos días he aguantado a base de tomar litros de café.

Todavía sigo dando vueltas a lo de esa rubia. Llevo bastante tiempo en este mundo para poder reconocer a un agente de campo de la CIA, y a esta solo le faltaba llevar escrito CIA en la cara.

Primero la CFA en N-36 y ahora la CIA, aunque no les puedo culpar. Transportar dos cabezas nucleares por New York, es de locos.

Solo hay que ver el personal que reclutan. McGregor está loco, pero es inofensivo, O'Connor es un borracho, pero es eficiente y Von Isenhart, pues que decir.

Sin embargo ese ruso, ese sí que es peligroso. Se lo que vi en sus ojos, fanatismo, muerte y destrucción.

Según su historial fue un spetsnaz, pero creo que agente de la KGB le pega más. Si alguna vez vuelvo a ver otra vez eso en sus ojos, no lo pensaré dos veces.”


... ... ...



Marcados saludos.-

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada