Aventuras en la Marca del Este, un retroclón español de la caja básica de D&D.

El Clan del Lobo Gris, aventureros proscritos, los últimos de su clan.

Estas son las crónicas de nuestras aventuras, con este magnífico sistema.

lunes, 7 de marzo de 2011

Dramatis Personae: Luzandoriel

Buenas,

Hoy Pablo nos trae el trasfondo de su elfo Luzandoriel, así pues:


Luzandoriel, aventurero noble de Esmeril:
Nacido en Esmeril, hijo de Luzrael, jefe de la Guardia Este de Esmeril. Se rumorea que su madre fue una reina de los antiguos elfos aunque es algo que este nunca quiso confirmar. Se crió con su padre y aprendió las artes de la guerra junto a la guardia de Esmeril, sin embargo, tras negarse a suceder a su padre en el puesto, abandonó el reino en busca de aventuras. Pronto se mezcló en diversos grupos de aventureros pero, debido a su gran adicción a las mujeres y sobre todo su gran sentido del honor, siempre los terminaba abandonando al considerar sus métodos deshonestos y poco viriles. Un día tomando algo con un ladronzuelo que intentó robarle sus joyas, Kinino, en una posada de Robleda, conoció un grupo de aventureros un tanto peculiar y desde entonces no se ha vuelto separar de ellos.

Luzandoriel es alto para ser un elfo (1.70 m), a pesar de ello, es tan liviano como cualquier ser de su raza y más veloz que ninguno. Su larga vida ha estado marcada por su obsesión en el perfeccionamiento de sus habilidades. Esto, le ha llevado a ser un perfecto luchador en el cuerpo a cuerpo y un tirador sin igual con el arco largo. Porta armas a dos manos, concretamente un hacha y una espada, ambas manejadas con la misma maestría y a pesar de conocer diversos hechizos, nunca se explayó en esta faceta. Sus tácticas de ataque siempre comienzan con un fuerte ataque a distancia con el arco al líder del grupo rival, seguido de una fuerte carga cuerpo a cuerpo. Es un guerrero que no se amilana ante nada (excepto ante serpientes) y siempre suele lanzarse ante aquel que considera el más fuerte de los rivales y un digno oponente para sus dotes.

En cuanto a sus aficiones, es un declarado seguidor del sexo libre (aunque casi siempre termina pagando), un apasionado del entrenamiento (con el que suele ocupar sus horas libres), la lectura y la búsqueda de objetos valiosos, tanto en los cuerpos de sus víctimas como en las diversas cuevas que visita. Se considera una persona sabia debido a su experiencia, neutral y que nunca abandona a aquel con quien considera que tiene un compromiso. No es muy dado a iniciar peleas “taberneras” aunque en alguna ocasión ha estado a punto de meter a su compañero Kinino en el calabozo por querer “darle cariño”.

Marcados saludos.-

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada