Aventuras en la Marca del Este, un retroclón español de la caja básica de D&D.

El Clan del Lobo Gris, aventureros proscritos, los últimos de su clan.

Estas son las crónicas de nuestras aventuras, con este magnífico sistema.

miércoles, 12 de octubre de 2016

Crónica Walküre: Salisbury




Buenas,
Hoy traemos el “rolato” de la última aventura jugada a Walküre, continuación directa de una de las dos tramas principales que estamos siguiendo en la campaña (la I.A. Zorro Rojo y el misterio del Damerüng). Una misión muy entretenida de espionaje, terrorismo y acción, en un entorno ideal, Rodesia (Zimbabue) y su capital Salisbury, con la amenaza de ZANLA en todo lo alto (acababan de atacar en la frontera con Zambia... eso sí, narrada desde el punto de vista del loco del grupo Brian McGregor (personaje de Antonio) y su perro imaginario Edward, con lo cual, es un poco... sui géneris :D



Salisbury
“Otra, otra, toma amo, el palo, donde lo lanzará ahora… hostia qué lejos, corro lo más rápido que puedo… cayó por aquí, entre los arbustos, te encontré, atrapo y vuelvo a dárselo a mi amo… pero… ya está hablando a un trozo de metal… estos humanos…“

Joubert  nos ha reunido en una de sus casas de las afueras, acudimos junto a los hermanos Von Isenhart y Dragunov, a ver de qué se trata esta vez.

Bonita casa, amplios jardines, fachada victoriana, mayordomo educado, recibidor cálido y acogedor, el jefe bien vestido, un salón clásico, y un jodido agente de la Gestapo sentado esperándonos... Buenos días Weigel. Creo que esta empresa debería de gestionar mejor el tema de los clientes.

Tras una charla intranscendente y unas explicaciones mínimas, nos presentan a otro compañero gestapero, el señor Der Gotha, que al parecer será el enlace para poder acceder al Ministerio del Interior de Rodesia, donde acude como directivo de la empresa DDT para vender alguna cosa, mientras que gracias a un chip que nos ha facilitado que crea una backdoor en una computadora a pocos metros, podamos acceder a su red para obtener la información reservada sobre Richelle Muller, alemana y no amiga de Weigel. Bueno, proteger al estirado del Der Gotha, tanto que parece un androide, de hecho alguna duda tenemos, y acceder a la red de un ministerio de un país africano con un leve problema de inseguridad y terrorismo. ¿Qué puede ir mal? Viajaremos sin ningún tipo de valija diplomática donde poder llevar nuestros juguetes, pero a favor tenemos que un antiguo miembro de Oberón, el señor Collin Leeson, será nuestro conseguidor allí, por lo que vamos preparando la lista para que lo tenga ya a nuestra llegada.

Cuando un amigo tan cercano debe de hacer un viaje en semejantes condiciones... nunca estoy tranquilo, pero Eduard quiere venir, y quizá sea egoísta por mi parte pero no quiero separarme de él. Tras 20 horas de vuelo, escala incluida, y la sonrisa de Dragunov al ver los intentos fallidos usando todos sus encanto$ de los hermanos al intentar ligar con una azafata, llegamos a Salisbury, y el pertinente control de aduanas donde el pequeñín no tendrá problema gracias a la documentación falsa como asesor de la compañía DDT, mis dos compañeros quizá su pasado les cause alguna pregunta de mas, y yo sin problema gracias a mi invisibilidad.


Der Gotha pasa, Sigmund pasa, Iván tras alguna pregunta  de más pasa, pero parece que la bravuconería de Sigfrid no es bien recibida, un agarrón, por qué tocas, unas voces y bueno... se lo llevan retenido. No aprendemos, sigo caminando evitando tocar al personal de seguridad pero extrañamente me pone la mano en el pecho y me para...

-¿Puede usted verme?  Increíble, se ve que tienen gente con capacidades especiales, este es un país grande.

- ¿Y puede usted ver a Edward?

Aquí ya niega, seguramente tenga algún problema, o no sea tan desarrollado como yo pensé en un principio, pero hay posibilidades, ¡ESTE PAIS TIENE EL POTENCIAL, SI FUERON CAPACES DE SALIR DEL YUGO INGLES SON CAPACES DE CUALQUIER COSA, GRANDES AVANCES EN GENÉTICA, EXPLORACIÓN ESPACIAL, CONQUISTA DE PLANETAS MAS ALLÁ DE LA ORBITA DE JÚPITER, LA FUSIÓN FRÍA, FUENTES INAGOTABLES DE ENERGÍA QUE DEJEN DE DESTRUIR ESTE PLANETA, MADRE DE TODOS NOSOTROS, Y TUMBA DE NUESTROS HIJOS, LA TECNOLOGÍA  Y LAS CORPORACIONES SON EL MAL DEL HOMBRE, LA ENFERMEDAD QUE NOS COME POR DENTRO, NUESTRO FIN ANTICIPADO, UNA CABAÑA Y UN LAGO, NADA MAS NECESITAMOS PARA VIVIR. OHH HUMANOS ÁVIDOS DE LUJOS Y COMODIDADES QUE! ...

Y bueno, parece que nuestro dealer intercedió por nosotros y dejaron que entrásemos a este país gracias al método universal de soltar billetes...

Llegamos al hotel, Collin nos provee con lo solicitado y solo queda esperar dos días para la recepción en el ministerio, algo que habría sido tranquilo de no ser por el gusto de Sigfrid por la fiesta o Sigmund poro la compañía de dos putitas de Collin. Lo cual nos deja al ruso y a mí para tener algo de vigilancia nocturna. Menudo equipo... la noche pasa y en mitad de la madrugada aparece Collin, que a saber dónde ha dejado a Sigfrid, diciendo que el androide quería verle, lo confirmo y le dejo pasar, pero no me gusta que el “protegido” tenga tanta iniciativa propia, por qué no se atendrá a los planes… sale sin soltar una palabra de que quería. Iván nos releva y toca descansar algo, poco pues unos golpes en la puerta nos despiertan, es de día, el andrillo va a desayunar y he de acompañarle, ok, ducha rápida y bajo al comedor, no le veo, que cojones hace, está saliendo del hotel sin decir nada, le paro y sujeto del brazo, se intenta soltar pero le vuelvo a agarrar, “no sé dónde quieres ir pero no iras sin nuestra protección”, este me habla creyéndose el jefe del operativo y no es más que el huevo que hay que intentar no se rompa. Saca una pistola y la pone en mi abdomen, “suéltame o disparo”, pobre infeliz, cree que un simple bot puede algo contra la creación suprema de las highlands… “tu arma no funciona contra mi”… apretó el gatillo una vez, y otra, pero… las balas no salían, vi el terror en sus ojos, retrocede dos paso llamando a seguridad, quiere huir, pero yo no puedo responder, seguridad me impide seguirle, avisan a la policía… mis compañeros bajan e intentan calmar la cosa, bueno a su manera, y al parecer al director del hotel no le gusto la amenaza de rajarle el cuello, lo que hizo que nos invitasen a Sigfrid y a mí a abandonar el hotel.

Total, dos en un hotel, unas calles más abajo y otros dos permanecen aquí, y nuestro huevo se ha marchado, y solo una persona sabe algo. Sigmud contacta con Collin y con unas copas consigue saber qué es lo que le encargó Bergota esa noche, le pidió buscar información de una mujer, Adalia Reber, y le facilito cuatro direcciones. Dividimos en dos para intentar encontrarlo, Sigfrid, Edward y yo iremos a los dos primeros y Sigmund e Iván por los otros dos.

Aparco cerca del apartamento número uno, y mi compañero esta frito en el asiento… subo con Edward, nadie cerca, fuerzo la cerradura y entramos, “solo hay olor de una persona, es joven, vive sola”, nada especial, una chica normal, no es la que buscamos. Una llamada de Sigmund lo confirma, visitando la cuarta dirección encuentran dos personas con los que cruzaron disparos, y una mujer mayor muerta en la cama. La policía llegaría pronto por lo que pillaron su portátil, copia del persolink y fuera. Nos acercamos a recogerlos y vemos al huevo, Sigfrid intenta seguirlo pero no con el suficiente sigilo, por lo que pone rumbo al hotel.

La verdad que ni idea de quien era esa señora, ni que quería Der Gotha de ella, quienes eran los dos asesinos, o que lio se tendría, pero me daba igual, al día siguiente era la visita al ministerio y el señor huevo había dejado claro que no quería vernos por ahí, por lo que… a mi hotel a descansar que esto parece que está finalizado. Pero no, este país nos da más sorpresas, resulta que el huevo nos echa de menos y quiere vernos, acudimos al hotel y al acercarnos dos coches explotan en la puerta del hotel, y varias docenas de lo que parece una célula terrorista local de ZANLA, armados con AK-47 están disparando a todos los extranjeros que encuentran.


Iván protege a Der Gotha en el hall del hotel donde un grupo grande parece que le busca, el que parece el jefe lleva a nuestro dealer malherido mientras este señala al bot, algo quieren de él, pero Dragunov no se lo pone fácil, va retrocediendo mientras seis de ellos intentan abatirle, pero la madre Rusia cría hijos fuertes. Nosotros conseguimos tumbar a algunos de ellos, y la cosa cambia cuando Sigfrid coge uno de los fusiles caídos y arremete contra su líder, uno, dos impactos, se cubre con Collin que exhala su último aliento. Sus fuerzas están diezmadas, el líder huye, la mitad ha caído y las fuerzas del orden empiezan a llegar, por lo que toca desaparecer de la zona.

Que risa, resulta que han robado al huevo en el hotel, que tenía una bolsa de diamantes para conseguir un contrato en el ministerio, pero ja ja, le han robado y pretende que lo busquemos nosotros. Sigmud consulta las cámaras de vigilancia del hotel y parece que el ladrón es una de las putitas de Collin, quizá eso influyo en este ataque terrorista.

Al amanecer Sigmud y Der Gotha  se dirigen al Ministerio mientras nosotros hacemos tiempo, preparando el equipaje o paseando con Edward en el parque. Salieron de la embajada con el objetivo cumplido, habían podido entrar en los ordenadores del Ministerio de Interior y obtenido la información que buscábamos, aunque lo que no consiguió el amigo fue el famoso contrato pues sin el pertinente soborno… aquí no se consigue nada.

Maleta lista y de vuelta a Zurich, nada se nos ha perdido por aquí y espero que tardemos en volver a esta zona, y más aun a ver a esta gente de la Gestapo, que solo traen problemas y malas formas.

... ... ... ... ... ... ... ... ... ...



Marcados saludos.-

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada